Jornadas sobre Patrimonio,en Mar del Plata.


Las Jornadas de Patrimonio, realizadas en Mar del Plata, a las que fui invitada por el CD
de la ASGeCU y por nuestra querida escritora Enriqueta Borello, además de conocer gente brillante y temas muy interesantes , me sirvieron para plantearme ciertas preguntas con respecto al Patrimonio y nuestra participación para preservarlo. Hoy en dia aparentemente el ciudadano común tiene cierta idea de que es el Patrimonio, lo que me preocupa es como se ha incrementado el nivel de salvajismo de ciertos grupos que reiteradamente lo destruyen. Gran cantidad de nuestros impuestos van a reparar lo vandalizado, sólo basta caminar un poco por el casco histórico de la ciudad de Bs.Aires, por ejemplo o ver las esculturas en las plazas para saber de lo que hablo. Pintadas que distan mucho de ser grafitis, roturas, robo son sólo una parte del problema. ¿Qué pasa con esa juventud y a veces no tan jóvenes...lo público no se respeta, nadie les dijo que eso es nuestra historia y es de todos? Recuerdo de niña cuando mi padre me llevaba los domingos al centro, vivía en provincia y era como salir de expedición, Con él aprendí a conocerlo y a deleitarme con esos bellos edificios, con las formas, los volúmenes y las historias. Su frase era "lo que no se conoce , no se ama". Lo mismo hice con mis hijos, agregando el reiterado latiguillo que ellos nunca olvidaron y hoy en dia la dicen en son de broma... "miren para arriba". Como yo, crecieron amando su ciudad, con el ojo entrenado para descubrir lo bello y lo principal, respetándola, nunca se nos hubiese pasado por la mente degradarla, ensuciarla... Hoy en dia que la educación está tan deprimida, creo que cada uno de nosotros puede comprometerse y aportar un granito de arena para el cambio, no todo está perdido. Un paseo con los hijos o los nietos descubriendo lugares e historias , además de afianzar vínculos, siempre viene bien y puede lograr la diferencia. Lo que se aprende de pequeño queda grabado a fuego y quizás así otras generaciones no repitan este mismo problema y sepan del valor, el cuidado de nuestro patrimonio y sean replicadores de ello.

Arq. Liliana Adamo