Sguidores .

Seguidores

viernes, 28 de noviembre de 2014

contra el "apoyo masculino"

A más de una de nosotras nos ha pasado.Y, en verdad esto amerita un pisotón con taco aguja,....una aguja de tejer bien orientada,un golpe de karate y otras muchas estrategias de defensa.

Sin embargo parece ser que ya se están tomando recaudos contra el accionar de ciertos masculinos desagradables.
po ej. en Córdoba rige desde 2012 y como parte del marco regulatorio del transporte, la obligación de que el interior de todos los colectivos haya carteles visibles que alerten sobre "la prohibición de roces entre pasajeros" Esta medida que fue incorporada a propuesta de la concejal Claudia Martínez (UPC),  no se cumplió hasta ahora.
Martínez presentó entonces  un proyecto de ordenanza que insta a la intendencia a impulsar una campaña para diseñar los carteles ausentes.
 La norma propone "convocar a personas e instituciones vinculadas a la lucha y defensa de los derechos de las mujeres a participar de un concurso público para diseñar el logotipo de aviso obligatorio sobre la prohibición de roces entre los pasajeros". 
Las medidas se promueven también en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres(25 de noviembre.) 
 La batería de alternativas contra este flagelo incluye desde acciones de difusión con afiches, hasta la inclusión de "vagones rosa" de uso exclusivo para mujeres en el sistema de metro.

 Buenos Aires fue considerada la sexta capital más peligrosa para viajar de noche por las encuestadas, mientras que el DF mexicano tiene el mayor índice de contestaciones afirmativas cuando fueron consultadas si alguna vez habían sufrido "roces o manoseos". 

En Río ya hay vagones especiales en el transporte público para mujeres desde 2006. Funcionan todos los días, aunque no siempre los hombres lo respetan. 
En San Pablo se aprobó una norma para incluir "vagones rosas" en el metro, donde se denuncian decenas de abusos a diario. 
En México en 2004 comenzaron a operar "vagones rosas" (sólo para mujeres) en el metro y en 2007 en buses.  Hoy el 58% de las estaciones tiene separaciones entre hombres y mujeres, y hasta existen "taxis rosas".
En  Rosario( 2008 y 2009 )fue sede de la campaña "No queremos ese apoyo", impulsada por el programa "Ciudades sin violencia hacia las mujeres, ciudades seguras para tod@s". La acción implicó la colocación en 700 colectivos urbanos de afiches condenando el acoso en el transporte público con datos de contacto para denuncias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.