La leyenda del árbol de Navidad.......por María Masto.

En una remota aldea, en el campo, en vísperas de Navidad, un joven fue al bosque, buscado leña para la chimenea. 
Como demoró mas de lo previsto, la nieve y la oscuridad, le impidieron encontrar el camino de regreso. 
El muchacho comenzó a sentirse angustiado, ya que esto le impedía festejar la Navidad, tanto tiempo esperada. 
Muy triste, se dispuso a pasar la noche en el bosque, al refugio de un árbol, aún verde,era un abeto ...

Como estaba muy cansado no tardó en dormirse, acurrucándose junto al tronco.Enternecido el árbol, bajó sus ramas hasta tocar el suelo, a fin de protegerlo del frío. 
Temprano por la mañana lo despertaron unas voces a lo lejos, eran los aldeanos que habían salido a buscarlo. Así, saliendo de su improvisado refugio, pudo abrazarse con ellos. 
En ese momento todos vieron el maravilloso espectáculo que se revelaba ante sus ojos. 
Cantidad de nieve caída durante la noche, formaban ahora maravillosas luces con los rayos del sol, brillando espléndidamente. 
Es en recuerdo de este milagroso hecho que adoptaron al abeto como símbolo de la Navidad, y desde entonces en todos los hogares, decoran e iluminan un abeto, para reproducir el maravilloso espectáculo vivido ese día.