Serotonina....¿.la clave de la depresión?


 ¿Te sientes con bajo estado de ánimo permanentemente? 
¿Tienes unas ganas irrefrenables de comer dulces? 
¿Te cuesta conciliar el sueño? 
¿Cambias mucho de humor? 
Si la respuesta es sí, quizá exista un desequilibrio bioquímico en tu cerebro y el neurotransmisor responsable sea la serotonina. 
 La serotonina o 5-HT, es una sustancia transmisora o neurotransmisor que pertenece al grupo de las monoaminas. Tiene un importante papel en la regulación del estado anímico, en la ingesta alimentaria, en la regulación del dolor y en el sueño.
 Al influir o participar en la regulación del estado de ánimo, se ha relacionado con el trastorno depresivo, llegándose a afirmar que cuando una persona está deprimida, mantiene bajos niveles de serotonina en el cerebro. 
Ciertos fármacos  ayudan a que la serotonina actúe más tiempo en el cerebro y son útiles a la hora de combatir la depresión mayor. Son los antidepresivos. Su nombre comercial, Prozac, 
Pero:¿es la deficiencia de serotonina la que conduce a la depresión? ¿O es la depresión la que hace que bajen los niveles de serotonina? Se ha demostrado científicamente ,que la psicoteraia es altamente eficaz en los trastornos depresivos, lo que significa que los simples cambios o modificaciones del pensamiento y las emociones ya nos ayudan por sí solos a sentirnos mejor sin que tengan que mediar los antidepresivos.Tambien  una dieta adecuada con: vegetales, legumbres y frutos secos, leche, carne,  huevos,  pipas,  espinacas, espárragos son beneficiosos. 
Por el contrario, alimentos con azúcares refinados, el café o el alcohol reducen los niveles de serotonina. También,pueden ayudarte a aumentar la serotonina : hacer deporte de forma diaria, el ejercicio físico es un antidepresivo natural que también incrementa el nivel de endorfinas, encargadas del placer; la relajación,  yoga,  o tener una vida social satisfactoria. 
  Si sufres de depresión, los fármacos antidepresivos pueden darte ese “empujoncito” para que comiences a activarte, a moverte, a salir de casa y descubrir todas las cosas que la vida te ofrece, pero si tú realmente quieres salir de ese pozo oscuro que es la depresión, tú mismo has de obligarte a darte esas ganas, a activarte. Es difícil, está claro, y requiere mucho esfuerzo, pero es posible. 

                                                                                     Un envío de la Lic. Susana Bracamonte.