El Hipódromo Argentino de Palermo....por Lilyana Adamo-Arquitecta.

Los pura sangre se muestran nerviosos en la gateras esperan el campañazo y la orden de largada que sale desde un altavoz. Seguido esto por el particular relato de lo que va ocurriendo en la pista, que se confunde primero con el murmullo y luego con el ensordecedor griterío que llega desde las tribunas, cuando los caballos toman la recta. La euforia dura poco, luego llega la alegría, cobrando en las ventanillas o la amargura de los perdedores que rompiendo los boletos comienzan a estudiar la próxima carrera. La secuencia se sigue repitiendo, el episodio de la carrera, es intenso y breve, puede durar entre un minuto y excepcionalmente tres. Esto claro, ocurre en nuestro tradicional circo turfistico : EL HIPODROMO ARGENTINO DE PALERMO. ------Su inicio no resulta nada glamoroso nace con el culto por las competencias equinas, carreras cuadreras, que cultivaban los gauchos y algunos señoritos ingleses. Llega a la gran ciudad para instalarse definitivamente desde la segunda .......

entérate  en: http://arquibella.blogspot.com