Sguidores .

Seguidores

lunes, 6 de abril de 2015

Catástrofe ambiental.

Chubut, 3 de abril de 2015.- La organización ambientalista reclamó a los gobiernos provincial y nacional que reforesten las 50.000 hectáreas de bosques afectadas por los incendios, investiguen si los mismos fueron intencionales, y aumenten significativamente el presupuesto para la prevención y control de incendios. 

Greenpeace solicita la realización de una exhaustiva investigación para determinar si el inicio de los focos de incendio. Greenpeace manifestó su profunda congoja y preocupación por los incendios forestales que destruyeron cerca de 50.000 hectáreas de bosques nativos en la provincia de Chubut, incluyendo sectores del Parque Nacional Lago Puelo y del Parque Nacional Los Alerces, convirtiéndose en los peores de la historia en la región. "Estamos ante una verdadera catástrofe ambiental. El Estado debe poner todos los esfuerzos y recursos para recuperar esos bosques, determinar las causas y responsables de los incendios, y evitar que vuelvan a repetirse", afirmó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace. La organización ecologista reclamó que, en función de lo establecido por el artículo 40 de la Ley Nacional de Bosques, tanto el gobierno provincial como el nacional realicen “tareas para su recuperación y restauración, manteniendo la categoría de clasificación que se hubiere definido en el ordenamiento territorial". Greenpeace solicitó la realización de una exhaustiva investigación para determinar si el inicio de los focos ígneos fue intencional, y un aumento significativo del presupuesto para el Sistema Nacional de Manejo del Fuego y para la aplicación de la Ley de Bosques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.