Nuestra Protagonista: MARIA JOSE MALLO-Asturias-España.

Estábamos muy preocupados con el asunto de los incendios casi espontáneos que estaban sucediendo desde meses atrás. Comenzaron ardiendo montones de heno así por las buenas, sin rayos, ni calor, ni viento, pero luego siguieron cobertizos, pajares, coches y ahora un almacén lleno de mercancía.

Mucha gente en el pueblo dio por sentado que el fuego era asunto del chico de los gitanos y todo porque una vez roció con gasolina y prendió fuego al perro del alcalde, que lo había mordido; el perro, no el alcalde. Aunque si el perro mordía era porque el amo lo había enseñado a ello (por eso, cuando un perro te muerde es como si lo hiciera el amo)......sigue leyendo,haciendo clic en el titulo....