Norma Jacomet

Norma Jacomet
Directora.Fundadora.

PROXIMO EVENTO

MUJERES en LA CIENCIA.
MARIE CURIE

PROYECTOS y EVENTOS CULTURALES.

viernes, 23 de febrero de 2018

ALGO MAS SOBRE MARIE CURIE .TEMA DE NUESTRO PROXIMO EVENTO.

Siempre pense, que a las mujeres a quienes les interesa la Investigación Cientifica, deberían leer alguna biografía de Marie Curie. 
Todos sabemos que gracias a los rayos X se pueden localizar lesiones y los médicos pueden operar con mayor precisión. 

Pero Marie no solo investigó ,sino que demostró su fasceta humana y perspicaz, al darse cuenta que en los hospitales de campaña (en la guerra)  no existían instalaciones radiológicas .

 Los aparatos de rayos X eran casi desconocidos en el ámbito militar. 
Entonces Marie, junto a la Union de Mujeres de Francia instaló un aparato de Rayos X,en un camIón Renault con sus propias manos creando así la primera 
 unidad móvil de Rayos X de la historia.
Llegó a equipar 20 coches .Se llamaron PETIT CURIE.
(Obviamnete, la ayuda economica no provino del ejercito ni de funcionarios sino de la poblacion.).......

 El cirujano se encerraba con Marie  en el cuarto oscuro, mientras pasaban los soldados heridos uno tras otro , durante horas, días… 

Marie, supervisó la instalación de 200 salas de radiología y mientras tanto aprendió mecánica para arreglar el coche .. 
Marie era de las que iban al frente en los campos de combate y  solía pelearse con los generales para poder llevar los coches hasta los hospitales del frente.
Eran conducidos de hospital en hospital por voluntarios, antiguos alumnos y profesores de la École Normale. Más tarde se fundó una organización privada en la que pusieron como “director técnico de radiología” a Marie Curie.

También involucró a su hija Irène . La joven no paraba de hacer radiografías a soldados heridos con trozos de obús. Y si tenemos en cuenta que tenía 16 años cuando empezó, no debería sorprenderos si os digo que, con 18, Irène Curie era una auténtica experta en radiología. La llamaban incluso cuando se estropeaban los aparatos.

Marie se quedó uno de esos coches para uso personal y lo condujo ya no sólo por Francia, sino por los hospitales belgas, por el norte de Italia, etc. No se detuvo aquí.
Organizó cursos de formación para soldados estadounidenses a los que inició en el estudio de la radiactividad. Antes que las tropas de los EEUU abandonaran Europa al finalizar la guerra, Marie había instruido a muchos médicos en el uso de los rayos X. En dos años, entre madre e hija llegaron a formar a más de 150 técnicos. La cifra de heridos que pasó por todos esos puestos superó el millón de personas.

Y es que Marie era de las que se bastaba por sí sola para hacer las cosas. ¿Que no tenía chófer? Pues ella misma le daba a la manivela para ponerlo en marcha. ¿Que se pinchaba una rueda? Ella misma la cambiaba. Limpiaba el carburador en caso que se hubiera obturado. Si llevaba los aparatos por ferrocarril, ella misma los cargaba y descargaba. Fue totalmente indiferente a la falta de comodidades. Y si tenía que dormir, no le importaba dónde: al aire libre o en una tienda de campaña.

Dio todo el oro que poseía al que añadió el de todas sus condecoraciones científicas. Jamás fue menos molesta una mujer tan célebre. 

3 comentarios:

  1. Muy buen artículo sobre su vida...concreto..preciso y muy interesante. Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Ahhh Lili, solo alguien con tanta vehemencia por el conocimiento ,busca enriquecerlo constantemente.Un honor tenerte entre tantas valiosas y destacadas especialistas.

    ResponderEliminar

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.

Seguidores

Google+ Followers