sábado, 12 de octubre de 2013

LA GRAN DEUDA EXTERNA QUE EUROPA TIENE CON AMERICA....

LA "CONQUISTA DE AMERICA TRAJO ENTRE OTRAS COSAS ....

La desaparición de los sistemas políticos y organizativos de los pueblos amerindios.
La pérdida definitiva de su soberanía.
La desaparición de numerosas lenguas autóctonas y casi extinción de otras. (Las lenguas indo americanas pasaron a un segundo plano y se impusieron definitivamente los idiomas europeos).
La destrucción de las obras culturales de los pueblos originarios (textos, obras de arte, religiones, templos, ciudades, obras artesanales, monumentos, caminos, memoria, etc.).
El menoscabo y desprecio por las culturas originarias.
El  desconocimiento de la naturaleza humana de los pueblos originarios al ser reducidos a la categoría de "encomendados" sometidos a colonizadores europeos, en el caso de la conquista española.
En el caso de otras experiencias coloniales también fueron en muchos casos desconocidos como seres humanos con los mismos derechos que los europeos.
La esclavitud:
aunque algunos pueblos aborígenes practicaban la esclavitud, los conquistadores establecieron la misma de manera generalizada.
Para ello fueron secuestradas alrededor de 15 a 60 millones de personas en África de la cuales solo unas 10 millones llegaron con vida a América para ser reducidos a la condición de esclavos.
Muchas culturas del Nuevo Mundo se conservaron y aumentaron la población aunque también muchas culturas indígenas desaparecieron debido en ocasiones a enfermedades que eran llevadas por los europeos y que eran desconocidas para ellos, y en otras a las conquistas europeas.
El saqueo de la riqueza existente en oro,plata y piedras preciosas, que hoy habría que reclamarles a los que "se apropiaron en nombre de la civilización".

OPINIONES:
La conquista de los pueblos no-europeos admitió a éstos en la historia universal, pero a condición de dejarse colonizar -es decir, *civilizar*, es decir -sin comillas- explotar.
Al cabo de cinco siglos de negocio de toda la cristiandad, ha sido
aniquilada una tercera parte de las selvas americanas, está yerma mucha tierra que fue fértil y más de la mitad de la población come salteado. Los indios, víctimas del más gigantesco despojo de la historia universal, siguen sufriendo la usurpación de los últimos restos de sus tierras y siguen condenados a la negación de su identidad diferente. Se les sigue prohibiendo vivir a su modo y manera, se les sigue negando el derecho de ser.
Al principio, el saqueo y el otrocidio fueron ejecutados en nombre del Dios de los cielos. Ahora se cumplen en nombre del dios del Progreso. Sin embargo, en esa identidad prohibida y despreciada fulguran todavía algunas claves de otra América posible.
América, ciega de racismo, no las ve.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.