lunes, 23 de junio de 2014

Una entrevista breve ,con María Masto.Master Reiki.

Hablamos rápido,de todo...como siempre.
Con esa energía que potencia el conocimiento de María.Sabe mucho,y es difícil seguirla.
Confieso que más de una vez me invadieron las preguntas,para las que siempre Ella ,tenía respuestas.

Trajo consigo un Mandala,realizado con lanas de vistosos colores.
Muy poco se´de estas cosas...pero María me explicó que Mandala es una palabra sánscrita que significa “círculo”.
Tiene su origen en la India y es utilizado desde tiempos remotos. Consiste básicamente en una forma circular con formas geométricas concéntricas, organizadas en diversos niveles visuales. Las formas básicas más utilizadas son círculos, triángulos, cuadrados y rectángulos y pueden ser creadas en forma bi o tridimensional.
Desde el punto de vista espiritual es un centro energético de equilibrio y purificación que ayuda a transformar el entorno y la mente de quien medita en ellos. Se utilizan en terapias psiquiátricas con el objetivo de alcanzar la búsqueda de individualidad en los seres humanos. Los mandalas representan la totalidad de la mente, abarcando tanto el consciente como el inconsciente.  Crear mandalas y meditar en ellos es un poderoso instrumento que potencia la creatividad, expande la conciencia y nos reconecta con nuestro Ser. Nos ayuda a mejorar la comunicación con el mundo y nos permite desarrollar la auto-aceptación y la auto-observación de una manera natural e intuitiva. Nos centra, nos armoniza, nos hace sentir paz y bienestar. Quien realiza o medita sobre un mandala, comienza a descubrir y a comprender que cada parte del mandala forma parte de un todo y que cada parte del universo forma parte de uno mismo. 
La principal regla en la creación de un mandala es dejar fluir la imaginación, la creatividad, la energía, actuando de forma libre e intuitiva, sin preconceptos.  Hay que dejar que los colores y las formas hablen a través de nosotros. El mandala es un reflejo de nuestro interior.  La creación de un mandala, que es un simple dibujo para el ojo racional, para lo sutil es como un mapa que nos marca el camino hacia el auto conocimiento profundo, entendiendo incluso, aspectos imposibles de poner en palabras.  La libertad en la creación se extiende a los materiales: lápices, tizas, acuarelas, acrílicos, piedras, arena, en maderas, hojas, metales, etc. Debemos pintarlo de manera intuitiva, sin pensarlo. Si lo comenzamos a pintar de afuera hacia adentro, se representa el autoconocimiento de lo externo hacia nuestro centro, hacia nuestro interior. Si nace de nosotros comenzar desde el centro hacia afuera, esto simboliza la expansión de la conciencia. Del mismo modo elegimos los colores, no importa que no combinen entre sí. En ellos se verá reflejado nuestro estado de ánimo. Si nos produce sueño durante el proceso, se debe a que pasamos de estar tensos a estar relajados. Es normal; en este caso es preferible dejarlo y continuarlo mas tarde........

1 comentario:

  1. Gracias Norma, que agradable conversar contigo...Gracias, por todo..!!!

    ResponderEliminar

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.