sábado, 18 de enero de 2014

La Doma:espactaculo,destreza,o barbarie.?



FTE.: "Periodismo 365"

La Doma en Argentina  es un espectáculo que se brinda en nombre de la destreza de un jinete sobre su "presa".
En realidad lo que hacen es dañar y matar mas animales que en las célebremente tristes corridas de toros españolas y Colombia.

 Las jineteadas son negocios de crueldad que cuentan con respaldo oficial, transmitidos semanalmente como burla a los derechos de los animales desde emisoras de televisión vinculadas a autoridades de turno, es decir, promoción a impunes violaciones de la Ley Nacional N°14.346 de Actos de Crueldad contra los Animales.
 Haciendo además la  Apología del Delito ,cuando el portavoz del espectáculo destaca por micrófono los golpes que reciben los caballos, figura jurídica contemplada en el Código Penal de la Nación que también se vulnera con descaro.

 Más allá de lo que se observa a la luz, en trastienda se jugarían grandes intereses económicos con hilos aparentemente manejados por personajes "influyentes" y grupos de intocables empresarios.
Entre el 6 y el 15 de enero de 2012 tuvo lugar la 47ª. edición del Festival Nacional de Doma y el Folklore en Jesús María, provincia de Córdoba, espectáculo que todos los años es éxito de público por la llegada de turistas a la zona.
Decenas de miles de personas se dan cita las diez noches de jineteadas en el anfiteatro "José Hernández".

El escenario no tiene nada de "criollo" o "gaucho", además músicos y cantores están muy mezclados; seguramente los invitados (artistas contratados) llegan por amiguismos o afinidad con autoridades políticas de turno.
 Llamar "doma" a crueles jineteadas es incorrecto, la doma es lento amanse con paciencia y cariño, mientras este evento negocia con la exhibición de animales de carácter arruinado -preparados mediante despiadados métodos-, sumado a golpes de los peones antes de las largadas, apretones de orejas, capataces de campo que les doblan las colas hacia arriba para que no se muevan ni se tiren al piso, los "acomodan" mediante violentos empujones con caballos entrenados para dar pechazos.

 SÉ QUE SON FORMAS DE MANTENER QUIETOS Y BIEN PARADOS A LOS RESERVADOS CUANDO DEBEN SALIR A LA PISTA, pero las patadas en los cuartos traseros y golpes en el hocico que aplican impunemente en los palenques son actos de cobardía, de gente insensible y sin preparación ¿quién controla que no haya alcohol en sangre en jinetes, palenqueros, apadrinadores, capataces de campo, integrantes del jurado, ayudantes, etc.?

No quiero extenderme en este asunto porque lo he investigado de cerca durante décadas en la provincia de Córdoba y Buenos Aires; es más, cuando cubren los ojos de animales nerviosos no siempre lo hacen bien y los reservados miran con comodidad hacia los lados, en ciertos casos salen a corcovear llevando unos metros esos "trapos" y no tendría que ser así, luego viene el castigo de los jinetes……(.seguir leyendo )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.

Seguidores