jueves, 17 de abril de 2014

Murió Gabo.

NOS DEJÓ PARA SIEMPRE SU PLUMA MÁGICA. De todas las parejas que se amaron en Cien años DE SOLEDAD…, la de Meme y Mauricio Babilonia evoca ese amor tormentoso, rebelde y tenaz que se vive en la adolescencia. 

La joven concertista de clavicordio se enamora locamente de un menestral de la Compañía Bananera, oloroso a aceite de motor y cuya presencia estaba determinada por nubes de mariposas amarillas. “Fue entonces cuando cayó en la cuenta de las mariposas amarillas que precedían las apariciones de Mauricio Babilonia. Las había visto antes, sobre todo el taller de mecánica, y había pensado que estaban fascinadas con el olor de la pintura. Alguna vez las había sentido revoloteando sobre su cabeza en la penumbra del cine. Pero cuando Mauricio Babilonia empezó a perseguirla como un espectro que sólo ella identificaba en la multitud, comprendió que las mariposas amarillas tenían algo que ver con él”
(Tomado del face de Ana Manceda.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.

Seguidores