sábado, 2 de agosto de 2014

El interno 523 de la empresa ONDA.S.A.

En Argentina, estamos acostumbrados al proceder chabacano,irrespetuoso e indiferente.
Estamos acostumbrados al atropello a los derechos,a la ironía y la desvergüenza.
Pero cuando todo esto se combina en un cóctel que hasta puede rozar la muerte ,cabe preguntarse ¿hasta cuándo?

Nosotros,los sorprendidos pasajeros que esperábamos el día 27 de julio de 2014,en la Terminal de Mar del Plata,al bus de la Empresa "El Onda", El Rápido S.A.que cubre Mar del Plata Buenos Aires,con todas sus paradas habituales,y que debía partir a las 14 hs,(según el pasaje emitido),pensamos que se trataba de una broma.

Arribando a la plataforma de partida sin anuncio en la pantalla digital,apareció un micro sin ploteo.
Todo blanco ( parecía  sanitario) ,con una guarda azul, al que solo le faltaba la cruz de un color rojo brillante.
Un cartelito tímido, escrito a mano con fibrón gastado,decía "El Onda"San Martín, en el costado derecho del parabrisas
Las cubiertas desdibujadas ,no hacían presumir que podría recorrer 450 kms.
Ni tampoco, que por ese asiento ,hubiésemos tenido que abonar $297,más el costo del servicio de $8 haciendo el trámite on line con "voyenbus".Era el interno 523.
Pensando que la "cara" ,no es todo en la vida útil de un micro y creyendo en una empresa con conciencia a la hora de transportar 40 pasajeros,lo abordamos.
"Está recién pintado" dijo en todo burlón uno de los choferes,(queriendo justificar lo que todos a esa hora del despegue ya estábamos sospechando)....que se trataba de un trucho.

Desde que partió el micro,llevó a cuestas los ruidos, que parecían ser la caja de resonancia de un motor desvencijado,por los años y el maltrato.
Un interior desprovisto ,al menos de un baño preparado sobre la base de higiene,hizo que una señora operada de cadera,pensara en alguna película de su juventud y despistar de ese modo,las ganas de ir a hacer pis.
Un servicio de cuarta, quinta ,o mejor de séptima,aguantó 180 km y se detuvo.
En plena ruta,aunque todavía con sol,hubo que esperar mecánicos que llegaran de no se dónde.La camionetita de Covisur,se le pegó al lado por si" hacía falta".
El frío, y la "sensación de inseguridad",(frase ya célebre de un "amigo"), se sumaron al evento.Los celulares sonaban,para ver como ayudar.Los choferes,con buen criterio se pusieron a tomar mate.
Por suerte, la pericia del mecánico convenció al motor, que aceptó el convite de seguir un tramo más .
Ya entrada la noche, con la espada de Damocles viajamos y con frío en aumento,una parada  en el "Minotauro",alivianó los riñones.
De nuevo en la ruta,la orquesta de ruidos decidió acompañarnos.Con velocidad cambiante,humo trasero y malestar en aumento,obligaron al chofer, a tomar la decisión de detener el motor ya definitivamente.
El problema era ¿dónde?...Todos sabemos que una parada de noche  en la ruta, es sinónimo de "pelaje".Con un poco de sentido común,el  chofer  detuvo la marcha,con  40 pasajeros a bordo ,en el peaje Hudson.
Como una hora mas tarde,llegó un micro de la misma empresa,calculo que de 7 estrellas más o menos,( me pregunto: porque no lo enviaron a las 14 hs. en la terminal Mar del Plata con rumbo a Buenos Aires???.)Para eso eran mas de las 22 hs.

Conclusión: un viaje de 6 hs. ,que se transformó en 12 hs por negligencia de una empresa irresponsable que mandó al muere a sus choferes y su pasaje.Si lo que cobran por el pasaje no les alcanza,es preferible que lo aumenten brindando un buen servicio y serán los pasajeros quienes decidan viajar o no.

                                                                          Norma Jacomet.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.

Seguidores