domingo, 2 de abril de 2017

La marcha de la democracia.

Un ejemplo acabado de ciudadanía.
Una marcha respetuosa,sin interferir en la cotidianidad,sin pancartas partidarias, ni insultos .
Un  grupo nutrido de pensantes criteriosos,capaces de saber mirar para poder ver.Sin vendas en los ojos.
Con un solo objetivo: la democracia.

El gobierno, quizás no estaba seguro del resultado.Pero al pueblo no le interesaron las estadísticas premonitorias de cuantos irían a la Plaza....simplemente fue.
Y agitaron banderas,y cantaron y gozaron de ese momento irrepetible ,único ,fantástico.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.

Google+ Followers

Google+ Followers

Seguidores