sábado, 31 de enero de 2015

Gracias Mamita.....por Ana María Manceda-(San Martín de los Andes.)

La mujer se toma la cabeza repitiendo de manera monocorde —¡Gracias mamita! ¡Gracias mamita!—, mientras balancea su cuerpo al ritmo del abrupto andar del viejo Citroën.
Víctor maneja en silencio, su cara como siempre trasluce esa serenidad que desafía mi frágil equilibrio emocional.
Sentí odio hacia la situación que había provocado la interrupción de nuestra discusión ¿Nuestra? Creo que era un monólogo desesperado sobre la esterilidad de nuestro matrimonio. No podíamos tener hijos.
Debíamos saber la causa, buscar ayuda médica. Yo sentía como si el paredón de los cuarenta años se acercara peligroso a derrumbarse sobre mi desesperación, sobre mi vacío, sobre la angustia adherida a mis días impotentes. ¡Deseaba tanto tener un hijo!
En el momento más intenso de mi discurso, en el que las palabras se cortaban por la amenaza del llanto , apareció la imagen fantasmal de la mujer en medio de la nada,.....

http://mujeryprotamanceda.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si desea contactarse con el autor,puede ingresar a Comentarios.